Naturmystick | libro

Naturmystik es mi libro autoeditado más extenso, contiene gran parte de mi trabajo como artista hasta el 2016 cuando me puse manos a la obra para coser bajo el tema de ‘Las funcione de la naturaleza’ casi todas mis obras como artista. 

La naturaleza nos habla por sus formas y funciones, esto es, por su propia naturaleza. Desde niña la oigo, ella me enseña.

Por alguna razón extraña hemos olvidado que nosotros también formamos parte de la naturaleza. A partir de observaciones y lecturas fijo en este volumen funciones naturales representadas en imágenes poéticas, saturadas de significados propios y colectivos que servirán como, espero fructífero, recurso de conocimiento y transformación.

Intento pintar el paisaje desde adentro, no basta verlo ahí afuera, trabajo para entrar en el paisaje, ver que me rodee, aún más, ser paisaje para saber que aún soy siendo naturaleza y percibir aquello que circula a través de todo. Estar en la naturaleza es estar sabiendo que se está en campos de fuerzas que se presentan diversas, que se despliegan o repliegan cumpliendo funciones a las que estamos sujetos, de las que somos esclavos. Estas fuerzas son como arquetipos y que como artista traduzco en imágenes: funciones comunes y personales a la vez, que constituyen nuestras experiencias, funciones claras y útiles que vienen de fuerzas que se despliegan cuando son necesarias y que se hacen presentes de forma muy individual …una vez cumplidas, se repliegan en sí mismas, tan pausadas y tan lentas que parecen idas. Las fuerzas del paisaje (paisaje somos todos) son fuerzas que funcionan como arquetipos, me gusta es bajar a la bruma y como en una “cloud chamber” estar en el movimiento de las fuerzas dinámicas de la naturaleza que nos conforma.

Si una imagen es la representación viva y eficaz de una intuición entonces es una pista, este volumen de cuerpos de trabajo es un catálogo de antiguas pistas que presento reinterpretadas, renovadas, metabolizadas para darle sentido vivo, actual. Cada una las imágenes de este volumen son las huellas que ha dejado mi forma de tocar (con dedos setenta y dos por ciento de agua) esta tierra húmeda o seca que pareciera extraña pero que no lo es, cada imagen es una piedra que indica un camino de regreso que reconstituye la visión de la naturaleza ya no como un paisaje afuera, sino como ese paisaje en el que estamos porque es eso lo que somos. La naturaleza es para mi ese lugar siempre vivo, siempre sublime en el que me desenvuelvo y que siento que me supera.

Confeccionando este volumen de cuerpos de pensamientos he percibido que imagen y palabra son para mi otros órganos más, es que palabra e imagen son extensiones orgánicas que tenemos para organizar, entender y explicarnos (a nosotros y los unos a los otros) este mundo que habitamos y que algunos tratamos de comprender, quizás para temerle menos. Soñar despierta y fija[rme] en el sueño es uno de los recurso que he usado para este “amontonamiento” de palabras e imágenes que surge de un interés por lo que no se ve pero sí que se nota y una sensibilidad hacia la materialización. Como desde siempre, queriendo aprehender el paisaje surge este libro.

Este es mi LAE (libro autoeditado) más extenso en el que agrupo obra previa bajo parámetros alquímicos (funciones naturales). Como me (no me puedo resistir) suele suceder, los nombres y contenidos van cambiando conmigo y de acuerdo a las ediciones, que son de uno en uno.